Andadores para bebes: Todo lo que debes saber

andadores para bebés

Cuando tu hijo comience a dar sus primeros pasos, es posible que desees ayudarlo para que aprenda a caminar de una forma mucho más rápida. Un andador para bebés es lo mejor que le puedes regalar en esta situación. Cuando compres uno, tendrás que tener en cuenta muchas cosas importantes para no comprar un andador inapropiado ni peligroso para tu bebé.

Los andadores para bebés más comunes que podemos ver en el mercado son los que están fabricados en metal o plástico, estos cuentan con un asiento suspendido en el centro, lo que permite mantener a los bebés siempre cómodos. La mayoría de andadores están diseñados para bebés de entre 4 y 16 meses. Algunos consejos que te podemos dar a la hora de comprar andadores son:

  • Compra un andador completamente nuevo que haya pasado por todas las normas de seguridad y proceso de calidad. Este debe de tener consigo una etiqueta de advertencia de seguridad donde indica que cosas no se pueden hacer con él. Debes de tener en cuenta de que algunos andadores para bebés no son recomendables para ciertos tipos de suelos, como por ejemplo, el piso mojado ya que es muy fácil que se resbale y voltee.
  • Asegúrate de que el andador cuente con un freno de mano para que sus llantas no se muevan, especialmente en escalones o en la calle.
  • Asegúrate que el andador no tenga partes o bordes afilados que le pueda causar daños al bebé. Además verifica que no tenga zonas en las que se le puedan quedar atrapadas las manos y dedos.
  • Busca un andador que se acomode al peso del bebé.
  • Elige un andador que tenga una base grande y firme. Asegúrate que las ruedas de los caminantes tengan al menos 50 mm de diámetro para que sean mucho más estables.
  • Ten en cuenta que los pies de tu bebé deben de tocar el piso cuando él se siente en el andador.
  • Evita a toda costa comprar caminantes de segunda mano, ya que estos al tener tiempo de uso, pueden en cualquier momento romperse y causar un accidente innecesario.
  • Asegúrate de que el andador que elijas pueda ser contraído fácilmente.

Consejos para el uso en casa de los andadores para bebés

  • Asegúrate de que el área en el que el bebé vaya a usar su andador esté despejada, libre de cualquier peligro como estufas o escaleras.
  • Nunca descuides a tu bebé mientras esté usando su andador.
  • Ayudar a los niños a caminar con los andadores es bueno para acelerar su desarrollo, sin embargo, el uso prolongado de estos puede afectarlos negativamente, especialmente cuando apenas está comenzando a dar sus primeros pasos ya que su cuerpo aún no está acostumbrado para tal esfuerzo.

Para concluir, usar los andadores en los bebés y niños es algo muy efectivo para desarrollar de una forma más rápida sus habilidades motoras. Si sigues todos los consejos y tips que te mostramos en esta entrada nunca tendrás ningún problema cuando tus hijos usen los andadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Habla con nosotros