Jugar a pintarse la cara con los niños

Pintacaritas

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos disfrazado y pintado la cara, esto especialmente a los niños les encanta. Solo basta que les des unas temperas y veras que pintaran distintas figuras en su cara, en la de sus amigos y en la de sus padres.

Si tu hijo es de los que les gusta dibujar mucho, hacer obras de artes en las paredes y en cualquier superficie que se encuentren, las pinta caritas serán lo mejor que les puedes dar para desarrollar toda esa imaginación y creatividad mientras se divierten.

 

En la gran mayoría de ocasiones cuando se contratan a recreacionistas para animar las fiestas de cumpleaños de los niños, siempre hay una hora en la que hacen pintucaritas a todos los niños, ellos simplemente salen a correr lo más rápido posible para que les hagan figuras de su superhéroe o personaje favorito.

 

Si quieres pasar un excelente momento al lado de tus hijos, jugar a las pintacaritas es sin duda una opción muy buena, por eso a continuación te mostraremos algunas ideas y consejos para que lleves este juego al siguiente nivel.

 

 

Escoge los materiales

Antes de todo, debes de escoger correctamente los materiales para las pintas caritas. Puedes encontrar varias opciones como maquillaje facial, cera, temperas o pintura con base de aceite. Debes de tener en cuenta que la piel de los niños es más sensible por lo que escoger pinturas suaves, no agresivas y que se quiten fácilmente es fundamental.

Puedes también comprar escarcha o brillantina ya que a las niñas les encanta. Recuerda comprar un removedor de maquillaje o pintura para cuando terminen de jugar.

 

 

La forma de aplicar la pintura

Una vez tengas la pintura comprada, mira de qué forma van a pintar sus caras, ya sea con los propios dedos, con un pincel o con esponjas. Si vas a comprar estas dos últimas, trata de que el pincel sea blando y suave al tacto, las esponjillas deben de ser también suaves, intenta evitar a toda costa esponjas carrasposas ya que le hará daño a la piel de los niños.

 

 

Ideas para pinta caritas

Cuando ya tengas todos los materiales listos para el juego, puedes hacer que los niños comiencen a pintar lo que se les ocurra en sus caras.

También pueden probar a pintarse personajes como:

  • Drácula: Jugar a ser un vampiro será muy divertido. Primero, pinta toda la cara del niño de blanco para darle la apariencia pálida característica de un vampiro. A continuación pinta alrededor de los ojos con pintura negra y difumina con la esponja. Por último, no puede faltar sangre en la boca, por lo que puedes pintar varias líneas de color rojo que vayan desde lo labios inferior y bajen por la mandíbula inferior.
  • Hulk: Pinta toda la cara del niño de color verde. A continuación, pinta las cejas y hazlas más gruesas, recuerda marcar el entrecejo ya que el gran hombre verde se la pasa siempre enojado.

 

 

También puedes complementar todos los consejos y pasos que te dimos con tatuajes temporales, escarchas, antifaces, anteojos y prácticamente casi todo lo que se ocurra que pueda adornar la cara de los niños.

Pueden intentar incluso hacer disfraces con materiales reciclados como cartón, papel y sabanas viejas, solo deja liberar tu imaginación y la de los niños.

Y una cosa más, consigue una cámara con buena definición para que estos momentos bonitos en familia queden plasmados para toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Habla con nosotros