Todo sobre el juego simbólico

Juego simbolico

El juego simbólico en los niños sugiere para ellos grandes momentos de diversión y de desarrollo. Este consta de la imitación de actividades y profesionales por parte de ellos. Jugar a ser policía, bombero o medico es una forma de juego simbólico que ayudará a los niños a acercarse más a su entorno y al mundo real. Los niños imitan de manera “simbólica” ciertos papeles o roles que pueden haber visto, por ejemplo, ver a su madre cocinando, ver a los policías en la calle y muchos más.

Este juego ayuda a los niños a desarrollar sus emociones, su lenguaje y forma su manera de expresarse.

 

 

Beneficios del juego simbólico

  • Estimula la imaginación: La imaginación siempre será algo que los niños tendrán de sobra. La mejor forma de estimularla es jugando, y también esto incluye el juego simbólico. El simple papel que los niños cumplan en su juego hará que su imaginación esté estimulada. Inventarán historias y situaciones relacionadas con el rol que están tomando.
  • Mejoran sus habilidades sociales: Cuando los niños juegan junto a amigos y hermanos, sus habilidades sociales son estimuladas, por lo que el juego simbólico es una buena forma para que los niños socialicen y mejoren los lazos de amistad con los demás. Además, las emociones de los niños se verán estimuladas y comprenderán mejor las de otras personas.

 

 

Formas de estimular el juego simbólico en los niños

Los beneficios que aportan el juego simbólico ayudan al desarrollo normal de los niños, es por eso que como padres es bueno estimularlo al máximo.

Cuando identifiques el papel que más le guste al niño o niña, puedes probar comprándole juguetes, vestidos y trajes para tal fin. Por ejemplo, si juegan a cocinar, puedes probar en comprarles un gorro de chef, un delantal y unos cuantos utensilios. Todo esto potenciará su rol y lo aprovecharan al máximo.

También otra manera de estimular más el juego simbólico es jugando con ellos, toma el mismo rol del niño y pon a prueba la imaginación de él, sin duda, quedarás sorprendido y aparte, también pasaran buenos momentos y mucha diversión.

 

A partir de los 4 años los niños tomaran mucha más conciencia de su entorno, tendrán mejor compresión de todo lo que pasa a su alrededor y tomarán roles que les llamen la atención. Al desarrollar el juego simbólico, podrán proyectar mejor sus emociones, miedos, problemas y situaciones que estén pasando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Habla con nosotros